¿Qué haces con el líquido de las conservas?

haces liquido conservas

Cuando abrimos una lata o un bote de conserva, normalmente tiramos el líquido que acompaña a las verduras, legumbres y pescados. Esos líquidos se denominan de cobertura o de gobierno. Ayudan a algunos sistemas de conservación como es el vacío, o la esterilización comercial. Veamos qué son estos líquidos de cobertura que llevan nuestros botes y latas.

¿Qué función tienen en los alimentos?

Proporcionan mayor vida útil de los alimentos. Estos líquidos ayudan a expulsar todo el aire dentro del recipiente que contienen los alimentos, que en el caso de las verduras, es el agua necesaria para la cocción, una cantidad pequeña de sal y ácido ascórbico (vitamina C, menos de 0,025%). Éste último, evita que las verduras no pierdan color con la luz que entra a través del cristal. 

La cocción se produce una vez cerrados herméticamente los envases con el producto y el agua en su interior. Este agua retiene las vitaminas y los minerales de las verduras y legumbres, así que, si la receta que vamos a preparar requiere una salsa o un caldo, podemos utilizar el agua del frasco que es en la que se han cocido los productos. Siempre  hablamos de conservas de primera calidad, (no como regla general), comprobando en la etiqueta que tipo de añadidos que llevan, y teniendo en cuenta el nivel de sal extra que aportamos a nuestra dieta si nos decidimos a utilizar el líquido de cobertura.

Tipos de líquidos de cobertura

Según el tipo de conserva, existen diferentes líquidos de gobierno, dependiendo del medio y del tipo de producto a conservar: almíbar, aceite, escabeche, salmuera, vinagre. En la cultura mediterránea, el aceite de oliva ha sido uno de los ingredientes básicos de la gama alta de la industria conservera de pescado. Actúa unificando sus características sensoriales: aspecto visual, textura, aroma y sabor. Además protege al pescado del oxígeno residual, evitando alteraciones oxidativas del aroma y del color durante la esterilización de producto.

Las marcas premium llevan diciendo desde hace tiempo que es un error tirar el líquido de las conservas. Si la conserva es de una marca fiable y de buena calidad, desperdiciar ese caldillo con todo el sabor y los nutrientes que lleva, es un crimen. Aunque es conveniente comprobar en el etiquetado la lista de aditivos y el aporte extra de sal y calorías.

Ideas para platos originales

De una buena lata de conservas se aprovecha hasta la última gota. Podríamos utilizar el líquido del escabeche en las patatas chips. Otra sugerencia sería, aprovechar el aceite de pescado para aliños originales, o usarlo en mayonesas para dar un sabor original. Y si queremos hacer un ceviche diferente, podemos utilizar el caldo de los berberechos, añadiendo: el zumo de una lima, un toque de salsa picante, unas gotas de vinagre, un par de cucharas de aceite de oliva virgen extra (AOVE), una pizca de sal y cilantro. 

La información legal viene recogida en el Real Decreto 2420/1978.

 

Deja un comentario

{"cart_token":"","hash":"","cart_data":""}